martes, 28 de julio de 2015

Declive de la ortodoxia

Tiempo Argentino

http://tiempo.infonews.com/nota/168522

OPINAN

 Ricardo Romero

AMÉRICA LATINA

DECLIVE DE LA ORTODOXIA

La tendencia a la depreciación del Real cambia una fase de más de una década de ortodoxia monetaria en Brasil. Paradójicamente, en momentos en que el gobierno brasileño encara un política fiscal hacia el ajuste presupuestario, encarado por el ministro neoliberal Joaquín Levy. A este escenario complejo se suma la difícil situación política que atraviesa el gobierno de Dilma Rousseff, que con acusaciones de corrupción, pérdida de aliados políticas y desplome de su imagen, podría profundizar la desvalorización de su moneda.
Si bien durante la semana se anunció una reducción del 1,1% al 0,5% del PIB de la meta de superávit operativo de recaudación y gastos, a fin de recaudar fondos para el pago de los intereses de deuda, esto provocó la reacción de los inversores financieros, dejando a las consultoras al borde de calificar como bonos de riesgo a los títulos de ese país.
No obstante, la desvalorización del real podría ser un respiro al estrangulamiento fiscal que está generando la presión financiera. Atento a que el efecto inmediato es la reducción de la demanda de importaciones por una suba de precios y la mejora de la competitividad de las exportaciones brasileñas, dado a que en el giganta sudamericano su estructura de precios no está anclada al dólar, y por lo tanto no se produce un efecto inflacionario directo, con lo que la suba de precios es menor a la depreciación de la moneda.
Desde el 24 de julio de 2014, cuando el dólar cotizaba a 2,22 reales, al viernes pasado en que la relación cerró a 3,34 reales, se observa un 33% de depreciación anual y un acumulado del 26,4% en 2015, cerrando a un nivel interanual del 50 por ciento. La mejora de competitividad se observa con la contracara de una inflación moderada, que fue del 6% en diciembre de 2014 y alcanza al 8,9% en junio de este año.
Así, la economía brasileña está revirtiendo un déficit de la balanza comercial que alcanzó 4400 millones de dólares en 2014 para dar un resultado positivo en el primer semestre de 2015 de unos 2200 millones de dólares. Según estimaciones del ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Armando Monteiro Neto, se espera lograr unos 10 mil millones de dólares de superávit. Para esto, la gestión de Rousseff intenta acoplarse a la recuperación de Estados Unidos, principal destino de las manufacturas del país, y a la dinámica de los países de la Cuenca del Pacífico (México, Colombia, Perú y Chile) para los que impulsa acuerdos comerciales.
Sin embargo, esta política afecta la relación con Argentina, porque si bien su socio estratégico en el Mercosur estaría depreciando a la par su moneda, lo hace en un ritmo menor, porque el dólar oficial, que el 24 de julio de 2014 cotizaba a $ 8,12, trepó as $ 9,17 el viernes pasado, acumulando un 12,9%. A su vez, la inflación interanual oficial que se ubica en el 15%, aunque según otras estimaciones se acercaría a más del 20%, lleva a una tendencia de encarecimiento de los productos argentinos para el mercado brasileño. Por eso, la depreciación del Real está poniendo en alerta a los equipos económicos en Argentina, que intentaran reducir efectos en pleno proceso electoral.

jueves, 23 de julio de 2015

ENTRE EL IMPEACHMENT Y EL 2018

Tiempo Argentino

http://tiempo.infonews.com/nota/159302

OPINAN

 Ricardo Romero


martes, 7 de julio de 2015

Un grito de libertad

Tiempo Argentino

http://tiempo.infonews.com/nota/157012/un-grito-de-libertad

OPINAN

 Ricardo Romero


UN GRITO DE LIBERTAD

En la cuna de la democracia, el pueblo griego dio un grito de libertad y le dijo "No" a la dictadura de los mercados. La asamblea ateniense le dice a la troika que no se resigna a morir. El 62% de la ciudadanía dijo que es el pueblo el que decide y no una mesa financiera.

En la cuna de la democracia, el pueblo griego dio un grito de libertad y le dijo "No" a la dictadura de los mercados. La asamblea ateniense le dice a la troika que no se resigna a morir. El 62% de la ciudadanía dijo que es el pueblo el que decide y no una mesa financiera. Se demuestra así que, como dijo su líder de izquierda, el premier Alexis Tsipras, "cuando un pueblo tiene fe y conciencia colectiva puede resistir", y ahora tiene el desafío de garantizar esta voluntad popular.
Con este mandato, el gobierno de Syriza tiene tres posibles caminos. El primero, seguir negociando con la troika, que al parecer sintió la respuesta del pueblo griego, al menos desde la Comisión Europea se emitió un comunicado donde asegura "que tomó nota del resultado del referéndum". Sin embargo, son pocas las hendijas para encontrar un resultado viable bajo el corsé neoliberal que le imponen a Grecia.
Una alternativa es seguir la vía Argentina, dejar el pago para una renegociación a futuro con los organismos internacionales y propiciar un canje de deuda con quita hacia los tenedores de bonos. En lo que refiere a deuda de los organismos internacionales, dependerá de la evaluación que hagan los mismos para evitar el efecto dominó, en tanto que con los bonos en manos privadas, queda en una situación difícil teniendo presente el acoso que está sufriendo en este momento por parte de los fondos buitre, acobijados por el juez estadounidense Thomas Griesa.
Una tercera posibilidad, que no intenta ser la tercera vía, y que podría también ser referencia para la deuda pendiente que aún tiene Argentina, es impulsar un marco internacional de arbitraje. Existe un mito que sostiene que los Estados no quiebran, sin embargo, sería bueno darles un marco jurídico a situaciones de insolvencia. De hecho, el juez Griesa debería aplicar este derecho que rige en Estados Unidos para las administraciones locales, ya que para el caso argentino ni siguiera lo tiene presente.
En tal sentido, regenerar un marco como los acuerdos que permitieron el tratado de Bretton Woods sería el punto para construir nuevos instrumentos jurídicos para procesos de endeudamiento de los Estados soberanos, donde cabe señalarles a los lobbistas de la embajada estadounidense y de los holdouts que los prestamistas también son responsables de la insolvencia del deudor y que la garantía de los Derechos Humanos está por encima de los mezquinos intereses del capital.
Más allá del camino que tome Grecia, pensar una regulación de los mercados financieros, teniendo presente que no son neutrales y objetivos, tal como ya nos lo advertía el economista belga-argentino Silvio Gesell tras haber estudiado la crisis de Argentina de 1890. Una tarea que no es sólo responsabilidad de ese país sino del conjunto de las naciones, simplemente logar un futuro mejor para la humanidad. «

domingo, 5 de julio de 2015

Entre salir o morir. El dilema de Grecia

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/cash/40-8626-2015-07-05.html

cash
DOMINGO, 5 DE JULIO DE 2015
DEBATE › EL DILEMA DE GRECIA

Entre salir o morir


 Por Ricardo Romero *
Hoy, domingo, la ciudadanía griega tendrá el desafío de decidir entre salir y vivir o condenarse a morir en el ahogo neoliberal. Es que la troika compuesta por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional no dan tregua y no dejan respirar a la alicaída economía.
El no al ajuste será un grito de libertad a la presión del capital financiero que ahorca al gobierno de Syriza imponiéndoles un recorte fiscal y la privatización de empresas públicas sumado a profundas reducciones salariales, siguiendo punto por punto la receta neoclásica, profundizando la crisis, tal como sucedió en Argentina en 2001. Para colmo de males, Grecia está anclada en un mecanismo de moneda común, que le impide controlar su moneda.
Es claro que Grecia no tiene opción, deberá encarar políticamente una crisis que no es meramente económica. Tiene que buscar los marcos para generar una negociación pautada de su deuda externa. Algo que no sería descabellado, teniendo presente que el 68 por ciento de ese endeudamiento está en la Eurozona a través del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, donde Alemania tiene un rol preponderante.
Cabe señalar esta situación porque fue precisamente Alemania quien en 1946 recibió una renegociación de su deuda a partir de acordar un recorte de la misma y el compromiso de reorientación a planes de educación y desarrollo. Además, podríamos recordar que entre los países que concedió esta quita estuvo Grecia, país que padeció la invasión del nazismo.
En tal sentido, es preciso aclarar que no es el “izquierdista” gobierno de Syriza que no quiere pagar, sino la insaciable depredación financiera la que genera el default. Incluso, resulta risueño ver cómo los medios de comunicación se mofan de la arrogancia académica del ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, tal como lo hacen con nuestro ministro de economía Axel Kicilliof.
Al igual que Néstor Kirchner en 2004, el primer ministro Alexis Tsipras está pidiendo que dejen crecer a Grecia para poder afrontar los compromisos. En ese sentido, se está acudiendo a la voluntad popular para así, ojalá, el demos griego le diga si a la Democracia y le diga no a la muerte económica que la dictadura del mercado le quiere imponer.
* Politólogo UBA/Unsam. Prof. titular Macroeconomía ESCCP / Economía Política CNBA.
Compartir: 
Twitter
  

miércoles, 1 de julio de 2015

CONTRA LA DICTADURA DE LOS MERCADOS

Tiempo Argentino

http://tiempo.infonews.com/nota/156391/contra-la-dictadura-de-los-mercados


OPINAN

 Ricardo Romero



CONTRA LA DICTADURA DE LOS MERCADOS

El gobierno griego está apelando al demos para contraponer la voluntad popular a la dictadura de los mercados que les está imponiendo la Troika compuesta por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.

El gobierno griego está apelando al demos para contraponer la voluntad popular a la dictadura de los mercados que les está imponiendo la Troika compuesta por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.
Es necesario aclarar que es incorrecto decir que la gestión de Alexis Tsipras no quiere pagar y lleva a Grecia al default, sino que es la voraz imposición financiera lo que la lleva al impago. Porque, si bien la vulgata neoliberal acusa al gobierno izquierdista de Syriza en Grecia de trabar el pago de la deuda "impidiendo las negociaciones", por el contrario, es la Troika con su inflexibilidad la que está empujando al país al abismo.
Incluso, es interesante ver que las acusaciones sobre arrogancia académica al ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, se parecen a las que se hacen sobre nuestro ministro de economía Axel Kicilliof. La realidad es que Syriza pide que se le permita recuperar el crecimiento para luego poder enfrentar los pagos de una deuda que hoy alcanza el 180% del PBI, punto similar al planteado por Néstor Kirchner cuando enfrentó la renegociación de la deuda argentina.
Sin embargo, como respuesta, la Troika solo tiene como receta el recorte fiscal y privatizaciones como medio de pago rabioso a la deuda, además de impulsar fuertes reformas en derechos laborales, para "reducir costos", manualcito neoclásico que en su momento llevó al desastre a Argentina en 2001 y ahora Grecia parece seguir ese camino.
Primero crecer y luego pagar no es algo novedoso y tampoco el caso argentino el único. En 1946, Alemania fue beneficiada con un cambio de trato sobre su deuda. Atento a las graves consecuencias de la II Guerra Mundial y el Nazismo, la comunidad internacional reorientó su política sobre ese país, permitiéndole un arbitraje de su deuda a condición de destinar esos ingresos financieros a inversiones en educación y desarrollo.
Por eso, pensar una negociación pautada y política de la deuda externa griega es la condición necesaria para evitar el desastre humanitario que generan los desmedidos ajustes sociales a los que está siendo sometido. Cabe señalar que durante los últimos años la composición de los compromisos fue pasando de títulos públicos a obligaciones con la Eurozona, a través del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, donde impera la dirección política de la Troika, donde Alemania juega un rol crucial.
Y el caso histórico citado marca la paradoja que el mismo país que fue beneficiado por una negociación de deuda, hoy sea inflexible a Grecia, una de las naciones que condonó las reparaciones por la invasión del nazismo. Además, esta situación debería llamar la atención de otros gobiernos que podrían seguir el mismo camino, como es el caso español, conducido por el derechista Mariano Rajoy.
Por eso, si bien la Troiska tendría en su esquema desgastar al gobierno de izquierda de Syriza incluso hasta lograr su caída y la vuelta de un gobierno adepto a los ajustes, el caso español mostraría que el problema no es solo de "populismos" sino de capacidades económicas y dignidad humana. Por eso, el plebiscito del domingo pondrá la voz del pueblo griego a favor de la democracia contra la dictadura de los mercados.

SEGUIR EN REDES SOCIALES
COMENTARIOS

Facebook hazte Fan

Comentarios en Facebook

Ricardo Romero

Entradas populares

Blogs

Mi lista de blogs

Fotos que miran