viernes, 24 de abril de 2015

No me olvides

Tiempo Argentino

http://tiempo.infonews.com/nota/150953/no-me-olvides


OPINAN



·           Ricardo Romero

No me olvides

El pueblo armenio tiene una larga lucha contra el olvido que la historia a veces impone.

El pueblo armenio tiene una larga lucha contra el olvido que la historia a veces impone. Si consultamos un manual del siglo XX, difícilmente se omita a la Shoá de las trágicas consecuencias de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Sin embargo, son pocos los que describen las atrocidades infligidas por el Imperio Otomano durante la Gran Guerra (1914-1918) a lo que bien podemos llamarlo el Holocausto Armenio. Quizás porque el pueblo judío logró conmover a la comunidad internacional en la inmediata posguerra, logrando inmediatamente que se juzguen a responsables de la "solución final" establecida por el nazismo.
Se hizo a partir del concepto de Genocidio, un delito específico que castiga a "cualquiera de los actos perpetrados con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico racial o religioso como tal". El mismo está regulado por la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio de 1948 y el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (CPI) de 1998, vigente desde 2002, y puede ser juzgado por cualquier tribunal independientemente del territorio donde aconteció el hecho y además su condición de delito es imprescriptible.
Hace 100 años, un 24 de abril de 1915, los Jóvenes Turcos ordenaron el arresto de 250 intelectuales armenios que fueron asesinados durante su traslado. Desde allí, las deportaciones continuaron por miles hasta superar el millón, porque durante su camino el gobierno turco no dispuso los medios para su protección y encontraron la muerte. A esto se suman masacres generalizadas en todo el imperio, justificadas como acciones de contrainsurgencia contra nacionalistas armenio, que derivaron en unos 26 campos de concentración con fosas comunes de personas que murieron por epidemias o inanición.
Empero de estos hechos, la actual República de Turquía, heredera del Imperio Otomano, niega que el gobierno de ese entonces, encabezado por los Jóvenes Turcos, haya tenido la intención de liquidar al pueblo armenio. Alega que sólo sofocó una sublevación popular de corte nacionalista dentro de los límites de su territorio, por lo que procedió a deportar a sectores importantes de la población armenia hacia el sur-oriental del país.
A diferencia de la Shoá, apenas 22 países caracterizan como genocidio estas muertes. Lo más llamativo es que el Estado de Israel es uno de los que no reconoce el Holocausto Armenio, por su condición en Medio Oriente y sus relaciones estratégicas con Turquía, junto con países como Estados Unidos, Alemania o España. Entre los que aceptan la matanza, están Argentina, Uruguay, Chile, Rusia y Canadá. Que nuestro país también sea uno de los que reconoce el Genocidio Armenio, a partir de una decisión del ex presidente Néstor Kirchner en 2007, es algo saludable para un país que en su pasado registra el exterminio de pueblos originarios en el siglo XIX y los delitos de lesa humanidad perpetrados durante la última dictadura militar (1976-1983). Incluso las declaraciones del papa Francisco, suma un nuevo espaldarazo, desde un pueblo argentino que le dice a Armenia: no olvidamos, nunca más.



Facebook hazte Fan

Comentarios en Facebook

Ricardo Romero

Entradas populares

Blogs

Mi lista de blogs