domingo, 30 de marzo de 2014

La derecha latinoamericana plantea nuevas amenazas

Inicio

La derecha latinoamericana plantea nuevas amenazas

Año 7. Edición número 306. Domingo 30 de Marzo de 2014


Nuevos métodos. El presidente Cartes representa cabalmente las nuevas tendencias de la derecha. (TELAM)//Ataque. En Venezuela, el diirigente Leopoldo López fue detenido por su actividad provocadora.

La reacción oscila entre partidos tradicionales y fuerzas conservadoras que quedan pendientes de un retorno neoliberal.

La derecha latinoamericana muestra su cara más rabiosa en las calles de Caracas, donde avanza contra la democracia de las mayorías populares, resistiendo sus políticas redistributivas al considerarlas como una demagogia populista, obviamente sin oponerse a las acciones estatales a favor del capital. En la región, en tanto que no pueden volver al poder por las urnas, impulsan acciones para debilitar y poner en crisis a los gobiernos y reemplazarlos con ciertos vestigios institucionales, porque se dicen republicanos, claro. Así intentaron hacer un golpe sin éxito en Venezuela en abril de 2002 y hoy vuelven al acecho contra el presidente Maduro, a meses de haber perdido unas elecciones. Sin embargo, avanzaron en otros países como Honduras y Paraguay. En el caso hondureño, el gobierno de Manuel Zelaya, electo en 2006, fue interpelado por adherir a la Alianza Bolivariana de las Américas (ALBA) y querer avanzar en una reforma constitucional. La derecha tuvo la excusa para arremeter contra su administración y se alzó del poder en junio de 2009, para luego legitimar el golpe institucional, que ellos lo llamaron “sustitución constitucional”, a través de elecciones en noviembre de ese año. Algo parecido sucedió con el caso paraguayo, donde el Senado de ese país acusó al presidente Fernando Lugo de “mal desempeño en sus funciones” y lo expulsó de su cargo en 2012, que tras vicisitudes el Partido Colorado volvió al poder en las elecciones del año siguiente.
Las opciones golpistas devienen de la profunda crisis política que sufrió la derecha latinoamericana, luego de haber gobernado gran parte del continente durante décadas a través de dictaduras militares y gobiernos neoliberales, donde primaron la exclusión social y la dependencia económica, generando una deslegitimación popular. Así, la oleada neoliberal en América latina provocó un doble efecto, por un lado el triunfo de nuevas expresiones políticas y por otro la reconfiguración de los sistemas de partidos por la debilidad de la derecha. Es que la llegada de gobiernos populares a la región redefinió el escenario político y el rol de la oposición en los países latinoamericanos, donde la derecha oscila entre partidos tradicionales y fuerzas conservadoras que quedan pendientes de un reflujo neoliberal. Y es que la derecha no es un bloque homogéneo, en sus filas coexisten sectores conservadores y reaccionarios que rechazan avances progresistas en la región, como el matrimonio igualitario o el aborto, con fuerzas liberales y republicanas que se oponen a las políticas redistributivas de los gobiernos populares. A su vez, la articulación de estos grupos converge en buscar apoyos en los Estados Unidos, como marco de alianza estratégica para el continente, contra los esquemas regionales centrados en América Latina, como Mercosur, Unasur o la Celac. Así, la derecha queda bien expresada en quienes salen a impulsar la caída de Maduro en Venezuela y se posicionan contra las experiencias populares en la región.
En los países donde la derecha mantiene el poder, ésta intenta sostener propuestas en alianza a los Estados Unidos bajo el esquema de la “Alianza del Pacífico” impulsada por Colombia, México, Perú y Chile, para contraponer las articulaciones latinoamericanistas expresadas en el Mercosur y la Unasur. Sin embargo, solo en Colombia la derecha logra mantener una cierta hegemonía con la presidencia de Juan Manuel Santos del Partido Social de la Unidad Nacional (Partido de la U) en coalición parlamentaria con sectores liberales y conservadores. En tanto que en el caso mexicano, gobierna hoy una derecha a través de una fuerza tradicional, el PRI (Partido Revolucionario Institucional), encabezado por Enrique Peña Nieto que reemplazó al desgastado gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, cerrando el ciclo abierto por Vicente Fox en el año 2000 de gestiones del PAN (Partido Acción Nacional). Sin embargo, la vuelta del PRI mantiene alineamientos con Estados Unidos, más allá de acercamientos hacia América latina, expresadas en su participación en la Celac. Por su parte, en Perú el gobierno de Ollanta Humala decepcionó a las expectativas que había generado su victoria ante Keiko Fujimori, hija del ex presidente Alberto Fujimori, que expresaba un regreso del neoliberalismo al país, sin embargo, el nacionalismo de Humala no se contrapuso a los lineamientos norteamericanos, lo que provoca que hoy esté nuevamente en el candelero el legendario candidato de la socialdemocracia peruana Alan García como posible candidato a enfrentar a Keiko Fujimori. En tanto que en Chile, la derecha no resistió más que un gobierno y Sebastián Piñera se retiró sin gloria de la gestión, dejando la administración a Michelle Bachelet para un mandato con desafíos de cambios.
La impopularidad de las gestiones de derecha en Colombia, México y Perú se contrapone a los apoyos que están recibiendo los gobiernos populares en otros países. Solo si tomamos aquellos países que este año tuvieron elecciones podemos ver que la derecha no logra recuperar apoyo electoral e incluso los pierde, como es el caso de Costa Rica, donde el tradicional PNL (Partido de la Liberación Nacional) perdió el 2 de febrero la primera vuelta y ante la renuncia de su candidato, Johnny Araya, se estaría consagrado como presidente Luis Guillermo Solís Rivera, del PAC (Partido Acción Ciudadana), el próximo 6 de abril. A su vez, en El Salvador el Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN) logró derrotar a la tradicional Arena (Alianza Republicana Nacionalista), ante un escenario altamente polarizado el pasado 9 de marzo.
Los cambios de tendencia parecen reforzarse en Centroamérica; de hecho, la próxima contienda será en Panamá, donde las elecciones del 4 de mayo podrían consagrar como presidente al socialdemócrata Juan Carlos Navarro, del Partido Revolucionario Democrático (PRD), contra el candidato José Domingo Arias, del oficialista Cambio Democrático (CD). Y si bien el centrista PLD (Partido de la Liberación Dominicana) gobierna en ese país, es una fuerza moderada que participa del Foro de San Pablo. En tanto que en Puerto Rico, la derecha se dirime entre mantenerse como Estado Libre de EE.UU. (Partido Popular Democrático) o la directa anexión (Partido Nuevo Progresista), aunque es un escenario marginal en el espectro latinoamericano.
Posteriormente, acontecerán elecciones decisivas en Brasil, Uruguay Bolivia. En el caso brasileño, la derecha está probando la estrategia de siempre, posicionar un candidato alternativo, generalmente algún desprendimiento del gobierno del Partido de los Trabajadores (PT), en este caso es su ex aliado Partido Socialista Brasileño (PSB) que junto a Red (partido de la ex candidata Marina Silva, que había obtenido un 17% en las elecciones de 2010) busca ocupar un espacio importante en el electorado, lo que obligaría a buscar un ballottage.
Si bien el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) buscarían estar en la segunda vuelta con la postulación de Aecio Neves (nieto del legendario Tancredo Neves), lo cierto es que los sectores de derecha no ven con mala cara la elección de Eduardo Campos del PSB. Cabe destacar también que el bloque de derecha se está desgastando, si bien los tucanos del PSDB lograron el apoyo de los Demócratas (ex Partido Federal Liberal - PFL) perdieron la adhesión del Partido Popular Socialista PPS, que de socialista tiene solo el nombre, que en esta oportunidad cerraron filas detrás de Campos. Una variable que puede jugar a favor de la derecha son las movilizaciones que se están organizando para el período del Mundial, que como antesala de las elecciones de octubre, muchos apuestan a que el efecto sea un desgaste de la imagen de la actual presidenta Dilma Rousseff del PT, tal como se vio reflejado en las encuestas en junio de 2013, con las manifestaciones durante la Copa Confederaciones y abra paso a un escenario más parejo para una segunda vuelta.
Cruzando el charco, en Uruguay la derecha pareciese estar en el mismo encono. Ante una encuesta reciente del Equipo Mori, el oficialista Frente Amplio estaría logrando un 44% de intención de voto, seguido de lejos por el PN (Partido Nacional) con el 25%, el PC (Partido Colorado) con el 14% y el Partido Independiente con el 2%. Con este escenario, el FA estaría muy cerca de lograr el 50% para consagrarse en primera vuelta y asegura la mayoría parlamentaria, además los sondeos de ballotTage le dan una victoria segura. En ese marco, las elecciones internas que se desarrollaran el 1º de junio tenderán a confirmar los posicionamientos internos. Cabe destacar que en el FA, todas las encuestas dan como ganador al ex presidente Tabaré Vázquez con una media del 75% de apoyo interno, marcando un perfil moderado del frente. En tanto que en el PN, ambas candidaturas propician un contrapunto por derecha, la candidatura de Jorge Larrañaga que cuenta con un 45% promedio de apoyos internos, debate un proyecto modernista neoliberal contra un nacionalismo clásico que se denota en el nombre de su contrincante, Luis Alberto Aparicio Alejandro Lacalle Pou (hijo del ex presidente Luis Alberto Lacalle), que disputa con un 38% de intención de votos, quedando con un final abierto. Por su parte, en el PC se impondría Pedro Bordaberry, que hoy presenta un 85% de las preferencias frente a José Amorín Batlle, que solo alcanza un 10% de adhesión, por lo que se estaría imponiendo la recuperación del proyecto tradicional del batllismo, paradójicamente frente a la impronta neoliberal que tomó la corriente de la familia Batlle.
Si bien en Bolivia la fecha aún no está definida, porque Evo Morales había fijado las elecciones para el 5 de octubre pero el Tribunal Supremo Electoral rechazó la misma y estaría por fijarla para el 9 de noviembre, lo cierto es que la derecha del Frente Amplio, iniciativa impulsada por el opositor Samuel Doria, comenzó con la inscripción de sus precandidatos para las elecciones generales. Así lo anunció Carlos Cordero, presidente del Comité Electoral del FA, que explicó que el candidato a la presidencia surgirá de una encuesta que realizará esa fuerza política a partir de los candidatos presentados, entre ellos Samuel Doria, Rafael Quispe, Markas y Jimena Costa. Por el momento se descuenta que la dupla Morales-García Linera se impondrá para un tercer mandato.
En otros países la derecha está al acecho esperando las rondas electorales para 2015. En Guatemala, el Partido Patriota intentará elegir un candidato propio que reemplace al actual presidente Otto Pérez Molina. En Ecuador, los sectores conservadores están envalentonados porque si bien Alianza País ganó la mayoría de las intendencias perdió en Quito y Guayaquil, además Rafael Correa está imposibilitado de ser reelecto, por lo que necesitaría una Reforma Constitucional y eso lo ven como remoto. Situación similar se da en Argentina, donde la derecha impulsa diferentes candidatos frente a la imposibilidad de reelección de Cristina Fernández de Kirchner y la necesaria postulación de un relevo. Por el contrario, en Nicaragua, Daniel Ortega, del Frente Sandinista, ya logró las reformas necesarias para avanzar en una nueva reelección, quedando la derecha expresada en el PLI (Partido Liberal Independiente) y el PLC (Partido Liberal Constitucionalista) rezagados con bajas chances de frustrar esas aspiraciones.
Este recorrido por el tablero latinoamericano nos permite observar que la derecha aún está expectante de volver al poder y que toda esta tendencia podría cambiar con la caída del gobierno de Maduro. Además, que no escatima procedimientos extrainstitucionales para alcanzarlos. Por eso, se torna fundamental sostener el apoyo a la democracia en ese país, porque el embate sobre esta gestión popular puede reforzar un rebrote en dominó de gobiernos centrados en la alianza con Estados Unidos y los grupos económicos concentrados, contra la inclusión de las grandes mayorías, imponiendo gestiones que pretenden avanzar sobre conquistas y derechos sociales ganados en la última década.

Promedio: 5 (1 voto)
Seguinos en Twitter


OTRAS NOTAS

  • Este comienzo de siglo no ha sido particularmente favorable para la derecha latinoamericana. Después de haber gobernado gran parte de los países del continente por décadas seguidas –con dictaduras militares y gobiernos neoliberales, entre otros–, la derecha vive una situación de profunda debilidad política y aislamiento social en la región.
  • La derecha latinoamericana pasa por el peor momento de su historia. Se trata de una situación que va en paralelo con la expansión –no habida hasta ahora– de una mayoría de gobiernos progresistas en la región y de aislamiento de Estados Unidos en el continente.
  • Mientras Brasil se prepara para el vivir el Mundial 2014, Dilma Rousseff se dispone a enfrentar las elecciones presidenciales del 5 de octubre. Y está revisando un complejo tablero político, casi como una suerte de juego de T.E.G. (Táctica y Estrategia de Guerra), donde repasa sus fichas y los Estados a disputar. Durante diciembre, la mandataria brasileña recibió un importante espaldarazo, cuando el PT (Partido dos Trabalhadores), en su V Congreso Nacional, la nominó candidata a la presidencia por un nuevo mandato, cerrando todas las especulaciones sobre una vuelta de Inácio Lula Da Silva.
  • Con las elecciones en El Salvador y Costa Rica, comenzó a moverse el tablero político latinoamericano. A estas primeras contiendas, se les sumarán las de Panamá (4 de mayo), Colombia (25 de mayo), Brasil (5 de octubre), Uruguay (26 de octubre) y, cerrando, Bolivia en diciembre. Todo un proceso que tiende a fortalecer un americanismo contrapuesto al panamericanismo estadounidense en la región.
  • El principal efecto de las elecciones en Costa Rica es el derrumbe de su tradicional bipartidismo, que venía desde 1986 entre el Partido Liberación Nacional (PLN) y la Unidad Social Cristiana (PUSC). Además, se presentó la irrupción de nuevas fuerzas políticas que marcan un nuevo escenario para el país.
  • Octubre ha sido un mes fatídico para la derecha latinoamericana. Las elecciones municipales y estaduales, en Chile y Brasil, marcaron un retroceso para las fuerzas conservadoras de ambos países. En el caso chileno, el triunfo de la izquierda y la centroizquierda dieron un duro golpe al gobierno de Sebastián Piñera de cara a las presidenciales del 2013. Por el contrario, la alianza del Partido de los Trabajadores (PT) y el Partido Socialista Brasileño (PSB) aumentó su poder territorial y despejó el camino para su continuidad en el poder.

domingo, 23 de marzo de 2014

UNASUR debate el acceso igualitario a la Justicia

http://sur.infonews.com/notas/unasur-debate-el-acceso-igualitario-la-justicia

Unasur debate el acceso igualitario a la Justicia



En el encuentro, organizado en conjunto por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y la Unasur, se debatieron temas para el desarrollo de una Justicia igualitaria, accesible, inclusiva y árbitro del conflicto social.

Durante los días 17 y 18 de marzo, se desarrolló en el salón Manuel Belgrano de la Cancillería Argentina, el “Encuentro regional para el intercambio de buenas prácticas en materia de acceso a la Justicia”, organizado por el Consejo Suramericano en materia de Seguridad Ciudadana, Justicia y Coordinación de Acciones contra la Delincuencia Organizada Trasnacional de la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas), en forma conjunta con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación Argentina. Un evento de alta importancia del cual Miradas al Sur participó y presentamos este informe.
La Unasur tomó cuerpo como espacio territorial saliendo de la lógica de integración económica caracterizada por otros ámbitos de regionalización. Así, desde su formación en el Tratado Constitutivo de Brasilia, firmado el 23 de mayo de 2008, esta entidad tuvo un rol preponderante en hechos importantes del continente, mediando en conflictos, como el enfrentamiento entre Venezuela y Colombia, cuando estaba en su Secretaría General el ex presidente Néstor Kirchner. Como producto de ese laudo y prueba de concordia, se nombraron a los Secretarios Generales para los períodos 2011-2012 y 2013, a la ex canciller colombiana María Emma Mejía y al ex canciller venezolano Alí Rodríguez Araque, respectivamente. Actualmente, está jugando un rol preponderante en el continente ante la situación Venezolana, destacando la reunión de Cancilleres en Santiago de Chile para propiciar la paz en ese país.
Encuentro. Durante dos jornadas, altas autoridades en materia de Justicia representantes de Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, Perú Chile, Colombia, Paraguay, Uruguay y Venezuela, con la presencia del delegado de la Secretaría General de la Unasur, Pedro Sassone, intercambiaron ponencias sobre buenas prácticas en materia de acceso a la Justicia, que a partir de un enfoque integral del concepto se abordaron temas como inclusión social, mediación y resolución de conflictos; acceso a la Justicia de población en situación de vulnerabilidad y colectivos sociales (indígenas, afrodescendientes, migrantes, discapacitados); víctimas de violencia de género; y casas de derechos. La apertura estuvo a cargo del Ministro de Justicia y Derechos Humanos de Argentina, el Dr. Julio Alak, y la Ministra de Justicia y Trabajo del Paraguay, la Dra. Sheila Abed Duarte. El ministro argentino sostuvo que “hoy no hablamos del acceso a los tribunales sino del acceso al a Justicia en un sentido amplio”. En la misma línea, su par paraguaya sostuvo: “Se trabaja en una redefinición de la Justicia”.
En el panel central, se destacaron los procesos de descentralización y mediación comunitaria como factores clave para mejorar el acceso a la Justicia. El secretario de Justicia argentino, Julián Álvarez, destacó que “El 85% de los conflictos que se tratan en los Centros de Acceso a la Justicia (CAJ) se resuelve sin proceso, con un buen asesoramiento y la mediación comunitaria”. En tanto que la viceministra de Justicia de Bolivia, Leny Chávez Barrancos, comentó que la Constitución de 2009 sostiene nuevos paradigmas donde “se destaca el derecho de acceso a la Justicia como un instrumento para la transformación y el equilibrio de las relaciones de poder”. Por su parte, la representante ecuatoriana, Nadia Ruiz, comentó que fue el gobierno de Rafael Correa que crea el Ministerio de Justicia con la intención de empoderar de derechos a la sociedad, al respecto sostuvo: “La verdadera justicia debe ejercerse en los centros de recuperación social, porque en algunos casos no están frente a una segunda oportunidad sino a la primera, porque hasta ese momento han sido excluidos de la sociedad”. Cerrando, el secretario de Reforma Judicial de Brasil, Flavio Crocce Caetano, destacó la preocupación del gobierno por avanzar en mecanismos de resolución de conflictos, comentó que su país “está muy atrasado en lo que refiera a todo tipo de mediación extrajudicial”.
Relevancia para la Unasur. En el cierre del evento participó el delegado de la Secretaría General, Pedro Sassone, que en su discurso marcó la importancia del evento para los objetivos del organismo, en sus palabras: “La Unasur es un proyecto a construir, un proyecto que ha venido tomando cuerpo desde la voluntad política de los jefes de Estado, de nuestros fundadores, de construir este espacio para que nos reencontremos, no encontremos y nos reinventemos nuestras regiones. La Unasur tiene una concepción amplia en sus objetivos, desde el punto de vista político, social, cultural o económica, y tiene principios rectores fundantes, que están unidos a esta discusión, como son la Democracia, la paz en Sudamérica, los Derechos Humanos y la participación”.
Como conclusión del evento, Sassone reflexionó: “Podemos decir que hay una riqueza de construcción del Estado en Suramérica, un Estado que se está reencontrando consigo mismo, que se está reinventando, que fue castigado por la concepción neoliberal, que se desmanteló institucionalmente, jurídicamente, sacándole un elemento esencial a la Democracia. (…) Estamos haciendo una ruptura en la concepción, en la construcción de conocimiento, en el desarrollo institucional, porque de donde venían los modelos, las referencias, nos formamos en una concepción positivista eurocentrista; por eso, cómo convertimos nuestras prácticas en nuevas concepciones teóricas, es un reto”.
También destacó el acervo político para la región, especialmente en materia de defensa de la Democracia, al sostener: “Unasur ha venido acumulando un activo político importante, que tiene que ver con la capacidad de respuesta a temas de la región, a una capacidad de diálogo político frente a problemas esenciales del desarrollo de la Democracia y la paz en Sudamérica. Y vale la mención a dos actos, uno, que entre en vigencia a final de este mes, que es el Protocolo Adicional al Tratado Constitutivo de la Defensa de la Democracia, que nació a raíz del intento de golpe en Ecuador, fue aprobado por los jefes de Estado y Parlamentos, y por lo tanto, hay una estructura que blinda las Democracias en Suramérica. Otro acto importante fue la reunión de cancilleres para la discusión de la situación de Venezuela, donde se dio un respaldo a la institucionalidad democrática venezolana, donde se conformó una Comisión de Cancilleres que estará próximamente presente en Venezuela para participar en los espacios de construcción de la paz en ese país”.

Promedio: 5 (1 voto)
Seguinos en Twitter
Print preview icon

OTRAS NOTAS

  • Durante las exposiciones, la situación venezolana se hizo presente con la alocución de Deyanira Nieves Bastidas, que es 2º Vicepresidenta del Tribunal Supremo de Justicia y Presidenta de la Sala de Casación Penal de Venezuela, que al referirse al tema sostuvo que “existen tendencias disímiles, como en todas las democracias” pero llamó a que se resuelvan democráticamente “de acuerdo con lo que establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”, por lo que recibió el aplauso unánime en el auditorio. Tras su exposición, Miradas al Sur conversó con la magistrada.
  • La casa de Huéspedes de Cartagena enmarcó este fin de semana el lanzamiento “oficial” de la Secretaría Colegiada de Unasur entre Colombia y Venezuela, y el apretón de manos de los jefes de Estado Juan Manuel Santos y Hugo Chávez ofició como síntesis conceptual. Unos años atrás, tropas bolivarianas se movilizaban hasta la frontera colombiana luego de que el Ejército de Álvaro Uribe violara la soberanía territorial de Ecuador en el asesinato del número 3 de las Farc Raúl Reyes.
  • El día miércoles 12 recién pasado dejó definiciones importantes para el futuro de la región. Mientras Michelle Bachelet, flamante mandataria reelecta de Chile, daba una conferencia de prensa con JoséPepe Mujica en la sede de la Cepal, los cancilleres de los 12 países de Unasur se reunían para debatir la cuestión de Venezuela.
  • "Se busca dirigente político sudamericano con experiencia para ocupar la Secretaría General de la Unasur”; “Requisitos: ser una figura de consenso para las corrientes lulista y chavista, y no herir la susceptibilidad del eje minoritario andino Chile-Perú-Colombia”; “Recompensa: interesante plataforma para relanzar la carrera política personal”. Si el primer punto prioritario de la agenda del bloque regional desde la muerte del ex presidente Néstor Kirchner –y ex Secretario General de dicho organismo- pudiese ser escrito como un aviso de empleo, tal serían las palabras a taquigrafiar.
  • Ecuador informó que gestionará su adhesión al Mercado Común del Sur (Mercosur) en la próxima cumbre de presidentes de ese bloque, que se realizará el próximo martes 20 de diciembre en la capital de Uruguay, Montevideo, donde está prevista la participación del mandatario, Rafael Correa.
  • En la mesa principal, estuvo participando el responsable de implementar el proceso de democratización de la Justicia en Brasil, el Secretario Nacional de Reforma Judicial, Flavio Crocce Caetano, con quien Miradas al Sur conversó sobre algunas preocupaciones que tiene el gobierno brasileño en torno de garantizar procesos judiciales, especialmente de cara al Mundial.
    –¿Y cómo abordan esto de cara al Mundial?

Venezuela estuvo presente

http://sur.infonews.com/notas/venezuela-estuvo-presente


Venezuela estuvo presente



Entrevista. Deyanira Nieves Bastidas. Miembro del TSJ

Durante las exposiciones, la situación venezolana se hizo presente con la alocución de Deyanira Nieves Bastidas, que es 2º Vicepresidenta del Tribunal Supremo de Justicia y Presidenta de la Sala de Casación Penal de Venezuela, que al referirse al tema sostuvo que “existen tendencias disímiles, como en todas las democracias” pero llamó a que se resuelvan democráticamente “de acuerdo con lo que establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”, por lo que recibió el aplauso unánime en el auditorio. Tras su exposición, Miradas al Sur conversó con la magistrada.
–¿Es compleja la situación en Venezuela, verdad?
–En Venezuela, el fantasma de la violencia y la intolerancia pretende prender ante la comunidad internacional una visión distinta, que es la versión de descalificación por parte de las instituciones. Asunto que no es así. En Venezuela gozamos de una plena estabilidad democrática. La verdadera esencia de esa constitucionalidad democrática la favorece el pueblo venezolano. Y en esa constitucionalidad han prevalecido ante todo los Derechos Humanos. En Venezuela existe pleno respeto a la libertad de pensamiento y a la libertad del derecho a la expresión. Pero eso no les da para que quieran instaurar violencia en el país. Desde el Tribunal Supremo de Justicia, por una decisión de la plena de este máximo órgano, dejamos constancia de dar pleno respaldo a lo que tiene que ver con la paz, a lo que tiene que ver con un Estado democrático, y a dejar asentado que en Venezuela hay pleno respeto a los Derechos Humanos.
–¿Más allá de la coyuntura, cómo se garantiza el acceso a la Justicia?
–Muy importante, es uno de los temas que nos toca desarrollar, el Tribunal Supremo de Justicia ha implementado el acceso a la Justicia a las clases más desposeídas, primero a través de la municipalización de la Justicia, que no es más que el trabajo de implementar la pena a través de los Consejos Comunales, quienes van a hacer un seguimiento de ello. La agenda única, que no es más que acelerar los juicios y los procesos, lo que tiene que ver con el Plan Cayapa, donde los jueces se trasladan a los centros penitenciarios para acelerar todos los procesos y juicios que se llevan a cabo allí. También las Casas de Justicia están en la zona de sectores más desposeídos, donde están todos los entes de Justicia. En fin, Venezuela es un país donde el acceso a la Justicia está garantizado y donde existen muchísimos planes que desarrollaremos en las ponencias que presentamos aquí.
–¿Y cómo ha mejorado el acceso a la Justicia?
–La municipalización juega un rol importante, no sólo para las clases desposeídas sino también para el infractor de delitos menos graves, que tiene que cumplir una pena que es impuesta por su comunidad, y así la municipalización genera que la Justicia pueda llegar a todas las clases.

Promedio: 5 (1 voto)
Seguinos en Twitter
Print preview icon

OTRAS NOTAS

  • Venezuela extraditará a la Argentina al ex jefe militar de este país Fernando Jorge Carril Baggio, acusado de delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar, según anunció el Tribunal Supremo de Justicia. Según informó Prensa Latina, en su sentencia, el máximo juzgado venezolano precisa que la extradición “está supeditada al compromiso por parte del gobierno argentino de que, en caso de ser dictada sentencia condenatoria, no se le impondrá una pena que exceda los treinta años”.
  • Durante los días 17 y 18 de marzo, se desarrolló en el salón Manuel Belgrano de la Cancillería Argentina, el “Encuentro regional para el intercambio de buenas prácticas en materia de acceso a la Justicia”, organizado por el Consejo Suramericano en materia de Seguridad Ciudadana, Justicia y Coordinación de Acciones contra la Delincuencia Organizada Trasnacional de la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas), en forma conjunta con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación Argentina.
  • “Como compañero de lucha por nuestros pueblos hermanos expreso a usted mi mayor solidaridad y mis deseos de una pronta y plena recuperación.”
    Evo morales, Pte. Bolivia
    “Desde Venezuela te acompañamos con una oración amorosa, para una Presidenta del Sur que ama a su pueblo. Pronta recuperación.”
    N. Maduro, Pte. Venezuela
    “Esperamos que se pueda recuperar con rapidez porque Argentina y más en general América latina necesitan su presencia luchadora y militante.”
    José Mujica, Pte. Uruguay
  • El día miércoles 12 recién pasado dejó definiciones importantes para el futuro de la región. Mientras Michelle Bachelet, flamante mandataria reelecta de Chile, daba una conferencia de prensa con JoséPepe Mujica en la sede de la Cepal, los cancilleres de los 12 países de Unasur se reunían para debatir la cuestión de Venezuela.
  • La presidenta Dilma Rousseff monitorea al minuto la evolución de la salud del mandatario venezolano Hugo Chávez. Lo hace a través de médicos brasileños y cubanos que reportan su cuadro clínico y a su vez se comunica telefónicamente con el vicepresidente Nicolás Maduro, a cargo de la presidencia, quien oportunamente le aseguró que el presidente se está recuperando.
  • Familias x la Escuela Pública repudia la decisión del Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de separar del cargo a docentes, directivos y auxiliares que expresaron sus opiniones de manera democrática a través de una teatralización, así como también reafirma el rechazo al funcionamiento de la línea 0800 para la “denuncia” de intromisiones políticas en las escuelas.

Brasil y la Justicia ante el Mundial

http://sur.infonews.com/notas/brasil-y-la-justicia-ante-el-mundial


Brasil y la Justicia ante el Mundial

Año 7. Edición número 305. Domingo 23 de Marzo de 2014


Entrevista. Flavio Crocce Caetano. Secretario Nacional de Reforma Judicial de Brasil

En la mesa principal, estuvo participando el responsable de implementar el proceso de democratización de la Justicia en Brasil, el Secretario Nacional de Reforma Judicial, Flavio Crocce Caetano, con quien Miradas al Sur conversó sobre algunas preocupaciones que tiene el gobierno brasileño en torno de garantizar procesos judiciales, especialmente de cara al Mundial.
–¿Y cómo abordan esto de cara al Mundial?
–Con el mundial estamos preocupados para crear una respuesta judicial rápida para las situaciones de conflicto social. La preocupación central nuestra está en los Black Blocs en Brasil. Porque la manifestación es algo legítimo, es parte de la democracia, pero no podemos tener violencia que abuse el derecho de manifestarse. No podemos aceptar la violencia ni de quien se manifiesta ni de la policía. Nadie puede abusarse. Y esto no es un tema sólo de seguridad, sino también de ciudadanía, fundamentalmente. Por eso, hoy en Brasil, se discute una ley que va a disciplinar esas manifestaciones, permitiendo que ellas sean legítimas, seguras, sin abuso de un lado y del otro.
–¿El sistema carcelario no acompañó esto?
–Sí, es algo que no hablé aquí en la exposición, que es sobre nuestra preocupación por la justicia criminal y especialmente sobre la situación de los campos penitenciarios. Brasil tiene niveles de homicidios muy altos, estamos en el doble de la media que se tolera, tenemos 26 cada 100.000 habitantes, cuando lo máximo que se tolera es 10. Esto provoca situaciones muy dramáticas, tenemos casi dos presos por cada plaza en los penitenciarios. Nosotros necesitamos una reforma urgente, porque Maranhão fue como la décima quinta alerta de esta situación, por lo que hay que cambiar esta realidad.
–¿Y cómo abordan el problema de los homicidios?
–Una investigación que realizó el Ministerio Público en Brasil, muestra que el 84% de los homicidios son producidos por motivos personales, como la discusión entre vecinos, en un bar o dentro de la casa, que llevan a un homicidio. Por eso es importante propiciar la mediación comunitaria. Por eso creamos las Casas de Derechos, con justicia comunitaria en 85 lugares en Brasil, cubriendo 18 estados, que consiste en la capacitación y entrenamiento de agentes de la propia comunidad para resolver los pequeños problemas de la misma. Son treinta agentes comunitarios en cada núcleo, donde la mayoría son mujeres con más de 30 años de edad, que hacen la mediación siempre auxiliadas por un cuerpo técnico: un abogado, un asistente social y un psicólogo que los ayudan. Para nosotros esto es una herramienta de inclusión social, de pedagogía de promoción de derechos y de prevención de la violencia.

Promedio: 5 (1 voto)


Seguinos en Twitter
Print preview icon

OTRAS NOTAS

  • Durante los días 17 y 18 de marzo, se desarrolló en el salón Manuel Belgrano de la Cancillería Argentina, el “Encuentro regional para el intercambio de buenas prácticas en materia de acceso a la Justicia”, organizado por el Consejo Suramericano en materia de Seguridad Ciudadana, Justicia y Coordinación de Acciones contra la Delincuencia Organizada Trasnacional de la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas), en forma conjunta con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación Argentina.
  • El informe anual 2012 de la CPM plantea la necesidad de terminar con el sistema de la crueldad. Las prácticas violatorias de los Derechos Humanos, la violencia policial, el híperclasismo y racismo de la políticas judiciales y de seguridad, la impunidad que convierte la tortura en práctica extendida, no son elementos disociados o “manzanas podridas”, sino parte de un sistema que el Estado y la sociedad están obligados a desmantelar.
  • Siendo la primera mujer en presidir Brasil, Dilma marcó su impronta de género ampliando la participación femenina en los ministerios. Y no sólo elevó la cantidad, sino que les otorgó roles importantes en su gestión.
  • Durante las exposiciones, la situación venezolana se hizo presente con la alocución de Deyanira Nieves Bastidas, que es 2º Vicepresidenta del Tribunal Supremo de Justicia y Presidenta de la Sala de Casación Penal de Venezuela, que al referirse al tema sostuvo que “existen tendencias disímiles, como en todas las democracias” pero llamó a que se resuelvan democráticamente “de acuerdo con lo que establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”, por lo que recibió el aplauso unánime en el auditorio. Tras su exposición, Miradas al Sur conversó con la magistrada.
  • En una semana termina el mandato de Luiz Inácio Lula da Silva, el tornero mecánico que llegó a la presidencia de la mano del Partido dos Trabalhadores para cambiar Brasil. En el Foro Social Mundial de 2002, recién elegido, sostuvo que un gobierno de izquierda debe evaluarse a partir de los cambios que generó a favor de la sociedad. En ese sentido, podemos afirmar que Brasil cambió.
  • L a crisis penitenciaria que asoló el norteño Estado de Maranhão a principios de año es emblemática de la incapacidad del Estado brasileño para lidiar con la cuestión carcelaria. Aún más: es paradigmática de los estrechos vínculos que unen una política que concibe la seguridad pública como la guerra permanente contra el pobre, negro y favelado con la entrega del poder en las cárceles a las organizaciones criminales más sangrientas y peligrosas.

martes, 18 de marzo de 2014

Una era que cambió Brasil


Una era que cambió Brasil


El gobierno del PT y sus alcances en materia económica, social y política. La política internacional de multilaterilización e integración. Principales desafíos económicos y políticos a futuro.
RICARDO ROMERO*
Un análisis de coyuntura no puede dejar de lado la comprensión de la formación histórica social de un país, a fin de delimitar la estructura política que se deriva de la misma. Y es que especialmente Brasil tiene importantes diferencias con sus pares latinoamericanos. Desde las características de sus pueblos originarios, que corrieron suerte diferente en la colonización, lo que derivó en un modelo esclavista y se expresa en su estructura social actual; su forma de independencia, que fue realizada por los mismos colonizadores portugueses; por una república de coroneles, que no alcanzó su democratización; por un modelo exportador, que entró en crisis y abrió paso a una industrialización promovida por un populismo incipiente, proyecto que luego se ensambló con el desarrollismo y generaron el milagro que colocó a Brasil como novena economía mundial y hoy disputa el quinto puesto.
Un punto crucial de diferencia entre los países latinoamericanos se expresa en los procesos de democratización. En primer lugar, la dictadura brasileña generó una transformación de avance industrial muy fuerte que tuvo impacto en lo económico, social y político. Los gobiernos militares desarrollaron Planes de Industrialización que dejaron un fuerte parque industrial en San Pablo y consolidó la industria pesada. A su vez, de ese proceso derivó la formación de nuevos sujetos sociales, como la concentración obrera centrada en el ABCD paulista (Santo André, San Bernardo, San Caetano y Diadema), los campesinos que luchan por la tierra en el extenso territorio, los estudiantes secundarios producto del baby boom de crecimiento poblacional, junto a nuevas expresiones sociales, como el feminismo, el indigenismo o la reivindicación afrodescendiente; que devienen en dinámicos movimientos sociales. En tanto que esa expresión social impulsó la formación de partidos políticos con nuevas bases sociales y programáticas.
PT hijo del Brasil. En ese marco, el Partido dos Trabalhadores surge desde las huelgas metalúrgicas en los años ’80, integrando las reivindicaciones de democratización del pueblo brasileño con el movimiento obrero (2 millones concentrados en el ABCD paulista). La campaña Directas Ya! y la sanción de la Constitución consolidaron las instituciones de una república con bases Democráticas, centradas en la participación, que permitieron al PT ir generando una propuesta para enfrentar y revertir la tendencia neoliberal de los noventa.
De esta manera, fue acrecentando su bancada parlamentaria, ganando intendencias y gobernando estados provinciales, hasta llegar a la presidencia con Lula. Paso a paso, generó prácticas de participación ciudadana, economía social, conquista de derechos y siempre propuestas latinoamericanistas, que constituyen su propio acervo histórico de lucha popular.
Una crítica de izquierda que sigue el manual, seguramente ve continuidades en las políticas macroeconómicas ortodoxas, en relación al pago de deuda, el libre comercio o la autonomía del Banco Central. Sin embargo, al ver las políticas sociales no podemos soslayar el proceso de ciudadanización que implica la gestión Lula.
Durante la gestión del PT se impulsó el crecimiento y la extensión del sistema educativo, abriendo nuevas universidades y estableciendo cupos sociales por identidades, abriendo el acceso a sectores excluidos, acompañados por secretarías especiales como la de la Mujer y la de Igualdad Racial, que afirman el compromiso igualitario del gobierno nacional.
 “De lograr la reelección de Dilma Rousseff en octubre que según las encuestas estaría por suceder, el PT estaría marcando un hito histórico en Brasil, sería la primera vez que un mismo partido esté 16 años en el gobierno”
Incluso los enredos de corrupción que tuvo el gobierno de Lula derivó en la reconfiguración interna del PT, que profundizó su base programática y lograron establecer una agenda que colocó a Dilma Rousseff como la candidata a la presidencia.
Por eso, los cambios no concluyeron con Lula, porque a partir de la participación ciudadana se generó un Programa de Aceleración del Crecimiento, que a través de 65 Conferencias Nacionales en los Consejos de Desarrollo, Seguridad Alimentaria, Juventud, Mujer, Afros, entre otros, permitieron la participación de unas cinco millones de personas que elaboraron políticas que dieron marco para que la gestión de Dilma Rousseff siga transformando el Brasil.
El decenio que cambio Brasil. Al repasar algunos datos comparativos al país que dejó el ex jefe de Estado Fernando Henrique Cardoso, podemos ver que el gobierno del PT logró reducir la inflación, que tuvo una acumulada en período 1995-2002 (GFHC) de 106,5% y entre 2003- 2012 (GPT) fue del 76%, con una media del 5,8% frente al 9,1% anterior. Por otra parte, mientras las reservas internacionales cayeron en 2,6 Mil M durante la GFHC, en la GPT se incrementó 887 Mil M. A su vez, la GFHC incrementó la deuda pública, que pasó del 29,5% al 59,6% del PBI y en la GPT bajó al 35%.
En tanto que el PBI/pc durante la GFHC subió sólo el 6,4% y el índice de Gini pasó del 0,60 a 0,58; y en la GPT aumentó el 27,6% y descendió a 0,52. Mientras que el desempleo pasó de una tasa del 5,8% al 9% para la GFHC, en la GPT descendió al 5,5%, significando una generación de empleo de 14 millones frente a los cinco del período anterior. Esto estuvo acompañado por una mejora salarial superior, en la GFHC fue del 29,8% en tanto que en la GPT se ubicó en el 70,7%. Todo este cambio se debió a fuertes políticas de empleo, con un incremento de la inversión que pasó de 6,9 a 35 mil millones de reales. Esto se refleja en la reducción de la pobreza, que pasó del 21,1 al 10,5 por ciento.
A su vez, en lo que refiere a derechos, en la GPT en materia de salud se pasó de una inversión media de 22,47 a 57,47 mil millones de reales, ampliando la cobertura pública de 60 a 100 millones de habitantes. En tanto que en educación también hubo un aumento de inversión, que pasó de 12 a 44 mil millones de reales, especialmente en educación básica, que pasó de 5 a 13,7 por ciento. Teniendo a su vez un fuerte impacto en la educación superior, donde se creó quince nuevas universidades federales y 117 campus de enseñanza superior, aumentando así de 117 mil a 200 mil vacantes anuales, con un total de 700 mil becarios. En tanto que en derechos sociales, el Programa Bolsa Familia alcanza a 12,6 millones de familias. Propiciándose a su vez una reforma agraria, que amplió la cobertura de 11,4 a 67,73 millones de hectáreas aplicadas.
Brasil jugador global. Otro eje importante es la reorientación que marcó el ex presidente Ignacio Lula Da Silva (2003-2010) de las relaciones internacionales de Brasil, rompiendo con ese mito que dice que existe una “política de estado” en materia diplomática y que la conduce Itamaraty. El ex mandatario tomó un fuerte protagonismo en las acciones de política exterior brasileña, asumiendo él mismo la responsabilidad de su ejecución, de hecho se calcula que estuvo 385 días en el extranjero, más de un año de sus ocho de mandato. Básicamente, Lula buscó ampliar la capacidad de negociación internacional de Brasil a través de la multilateralización del sistema internacional, esencialmente mediante la cooperación Sur-Sur alineándose con otras potencias emergentes latinoamericanas, africanas, asiáticas y del medio oriente, línea que se mantiene en el gobierno de Dilma Rousseff.
  “[Un] gran desafío que tendrá la presidente será recuperar el crecimiento económico, porque concluyó 2013 con una magra tasa del 2,3% de crecimiento y parece no salir de su estancamiento”
 Esta activa política exterior permitió a Brasil tener un importante rol en los organismos multilaterales como en el G-20, donde lideró las negociaciones en la Ronda de Doha, y participa en el nuevo diseño de la arquitectura financiera global, propiciando reformas en la ONU, el FMI y el Banco Mundial. A su vez, potencia espacios como el BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), además de consolidar regionalmente a América latina en sus anillos estratégicos: MERCOSUR, UNASUR, CELAC.
Perspectiva Brasileña. Con todo este acervo, de lograr la reelección de Dilma Rousseff en octubre que según las encuestas estaría por suceder, el PT estaría marcando un hito histórico en Brasil, sería la primera vez que un mismo partido esté 16 años en el gobierno. El primer desafío que deberá enfrentar Dilma Rousseff es sin dudas la adeudada Reforma Política, eje que movilizó a dos millones de jóvenes en junio del año pasado y promete estar presente como reclamo durante la Copa 2014. Si bien de esas movilizaciones se reorientaron recursos hacia educación, salud e infraestructura, principalmente surgidos de los recursos petroleros, resta aún avanzar en cambios profundos en los procesos electorales que hoy propician la propagación de la corrupción. Es imperioso salir de los mecanismos personalizados de elección, que paradójicamente se alientan en otros países, y fortalecer los partidos políticos sería un gran avance. Es un punto difícil, los mismos beneficiados deberían votar una reforma, algo que parecería imposible, sin embargo, sería viable avanzar con la aplicación de mecanismos de consulta para potenciar la presión popular, tarea nada sencilla con un Poder Ejecutivo cuyo partido no obtiene más del 20% de las bancas parlamentarias y está obligado a hacer coaliciones para lograr la gobernabilidad.
Otro gran desafío que tendrá la presidente será recuperar el crecimiento económico, porque concluyó 2013 con una magra tasa del 2,3% de crecimiento y parece no salir de su estancamiento. Tras haber alcanzado un 7,5% en 2010, la gestión de Dilma Rousseff no logró superar un nivel del 3%, siendo su performance de 2,7% en 2011 y sólo 1% en 2012. Y si bien se superó el fantasma de la recesión, cuando el primer trimestre de 2014 registró una retracción del 2%, las proyecciones realizadas prevén sólo un 2,6% para 2014, con lo cual la paralización es el principal punto a afrontar en la gestión petista, que con cierto optimismo augura sólo un 4% para el año próximo. Esto se complejiza con la tendencia mundial, porque tanto China, su principal socio comercial, pasó de una tasa de crecimiento del 10,3% al 7,6% anual; o la recesión de la Unión Europea que pasó del 2% a -0,5%; y la desaceleración norteamericana que bajó del 2,5% al 1,5%; Brasil pierde impulso para su expansión. A su vez, las oscilantes políticas monetarias de EEUU, tanto de expansión como retracción del dólar, provoca acciones de protección del real que la llevan a usar casi U$S 60 mil M de sus reservas y reafirmar la dependencia con China, tanto por la toma de deuda como por su consecuente reprimarización de las exportaciones. Son parte de los desafíos para seguir cambiando un Brasil que todavía tiene muchas deudas pendientes. La ciencia política deja paso a la política.

* Politólogo UBA/UNSAM
- See more at: http://coyuntura-geshal.sociales.uba.ar/una-era-que-cambio-brasil/#sthash.fKQEQguJ.dpuf

Facebook hazte Fan

Comentarios en Facebook

Ricardo Romero

Entradas populares

Blogs

Mi lista de blogs