domingo, 24 de julio de 2011

Industria militar: Brasil y los submarinos nucleares

OTRAS NOTAS

  • Los acuerdos firmados con Brasil tras la visita de su presidenta, Dilma Rousseff, a su par Cristina Fernández de Kirchner, para la construcción de 2 reactores nucleares de tecnología argentina son la consecuencia del trabajo que desde hace años el ministro de Planificación, Julio De Vido, encargó, particularmente, a la Cnea.

  • La actual crisis nuclear en la planta nuclear Fukushima Daiichi de Japón después de un terremoto y un tsunami está causando revuelo en la política energética de casi todos los países que utilizan energía nuclear. Las repercusiones de Fukushima se sienten con fuerza dentro y fuera del país, tal como las réplicas siguen sintiéndose en el norte de Japón, incluido Tokio.

  • El año pasado, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner recuperó para el calendario de feriados nacionales el Día de la Soberanía. Al encabezar los actos que conmemoraron la batalla de La Vuelta de Obligado, rescató la importancia de un concepto que parecía haber quedado en el olvido tras las tempestades provocadas por el neoliberalismo: soberanía.

  • La tragedia japonesa reabre el debate mundial sobre la controversia del uso de energía nuclear derivada del uranio como sustituto de las no renovables. El uso de la energía nuclear tuvo una gran aceptación desde que en diciembre de 1951 se puso en marcha el primer reactor y que alcanzó la cúspide durante la crisis del petróleo de 1973. Luego, fue perdiendo la aprobación inicial con elaccidente de Chernobyl de 1986 para retomar su impulso a finales del siglo pasado debido a nuevos argumentos como el calentamiento global y las disputas por la potestad del petróleo.

  • Cuenta un mito griego que los dioses le dieron a Prometeo una caja que contenía todos los males. Le advirtió a su mujer, Pandora, que de ninguna manera abriese la caja. Pero, picada por la curiosidad, ella desobedeció y los males se escaparon.
    Hoy, una de las cajas de Pandora más amenazantes son las centrales nucleares, 441 en todo el mundo. Por más que los prometeos de las ciencias y de los gobiernos pregonen que son seguras, los hechos demuestran lo contrario. Las manos de Pandora continúan provocando escapes.

  • Cuando Marco Aurelio García, asesor especial en política externa del presidente Lula, dijo que América latina ha dejado de ser el patio trasero, no exageraba. Podría haber acotado su afirmación a Sudamérica, siendo así más exacto. Hemos remodelado la casa, así que el patio está muy revaluado, remató en un encuentro sobre América latina convocado por la Fundación Friedrich Ebert, en Berlín, en junio pasado.

domingo, 17 de julio de 2011

Dilma en plena tormenta

http://sur.elargentino.com/notas/dilma-en-plena-tormenta

La mandataria brasileña debe enfrentar la presión de opositores, periodistas, lobbistas y hasta de aliados que buscan réditos de cada crisis de gabinete.


Dilma y el desafío de gobernar la crisis. (AP)

Desde la caída de Antonio Palocci, Jefe de la Casa Civil acusado de enriquecimiento ilícito, y de Alfredo Nascimiento, Ministro de Transporte denunciado por corrupción, el gobierno de Dilma Rousseff se sumergió en una tormenta política que aún tiene que sortear. Paralelo a las acusaciones y operaciones de opositores, periodistas y lobbistas, que buscan rédito de cada crisis, las corporaciones avanzan sobre el gabinete poniendo bajo la lupa a varios ministros (de hecho cuestionan a Pedro Novas –Turismo–, Ana de Hollanda –Cultura– o Afonso Florence –Desarrollo Agrario–, entre otros).
Todo un proceso que, a confesión de parte, causa “tristeza” a la mandataria brasileña, pero que son la cruda realidad de la política en ese país. Así, en plena crisis, los medios de comunicación intentan presentar al gobierno de Rousseff como débil, algo que fue categóricamente criticado por Luiz Inácio Lula da Silva, que en un congreso de la Unión Nacional de Estudiantes en Brasilia sostuvo: “No existen divergencias con Dilma, cuando hace poco fui a Brasilia y me fotografié con senadores, dijeron que Dilma era débil. El estúpido que escribió la nota nunca se debe haber sentado a conversar con Dilma. Ella puede tener todos los defectos, menos ser débil”.
Lo cierto es que la prensa brasileña instaló la idea de debilidad a partir de un “malestar” de los senadores del PT sobre la forma de relacionarse de la presidenta, que le atribuyen un perfil técnico y gerencial en la gestión y reclamarían más acción política y presencia territorial, especialmente en San Pablo, Río de Janeiro y Porto Alegre, donde se dirimen relaciones de poder; “no se gestiona a control remoto desde Brasilia”, comentó un dirigente, explicando este inquieto clima político.
Si bien pareciera que los casos de Palocci y Nascimiento no provocaron una caída de la imagen de Dilma Rousseff, por su inmediata reacción y reafirmación de transparencia, los mismos ponen de relieve la difícil tarea de articular una coalición de gobierno, clásicos en la república brasileña, que si bien es un presidencialismo, su sistema electoral obliga a generar coaliciones parlamentarias con aliados engorrosos pero indispensables para la gobernabilidad.
Sin embargo, la tormenta pareciera no hacer perder el rumbo a la gestión de Rousseff, quien continúa con su tarea, y si bien alegó estar triste cuando ocurren cosas equivocadas en el gobierno, comentó: “Pueden darse cuenta que tenemos muchas dificultades, pero Brasil tiene más motivos de alegría que de tristeza, porque percibimos que Brasil es otro país”, en declaraciones a radios de Paraná, donde lanzó el Plan Cosecha de la Agricultura Familiar 2011-2012, un sistema de crédito que alcanza los 10 mil millones de dólares.
Incluso, el traspié parlamentario sufrido por Rousseff en la votación del Código Forestal, pareciera no interferir en otras votaciones clave, como la sanción de las Ley de Directrices Presupuestarias 2012, aprobada por la sesión conjunta de Senadores y Diputados. El nuevo texto contiene esencialmente los lineamientos marcados por el Ejecutivo, con anexos cosméticos de los bloques parlamentarios como la sugerencia del diputado Otávio Leite (Psdb) para desburocratizar el uso de partidas destinadas a entidades de apoyo a personas con discapacidad. Además, el diputado Mendes Ribeiro Filho (Pmdb) tomó el compromiso, a pedido del Psdb, de incorporar un dispositivo que obligue al gobierno a destacar, en la Ley de Presupuesto, las obras destinadas a la Copa del Mundo 2014 y a las Olimpíadas 2016.
Y, si consideramos la fragilidad del Psdb, que sigue perdiendo diputados, como el paranaense Gustavo Fruet, Doctor en Relaciones Sociales, considerado uno de los mejores cuadros de ese partido, situación que profundiza la crisis del partido tucano, y la ruptura de Marina Silva con el Partido Verde, quien cosechó el 20% de los votos en la elección presidencial y ahora se aleja de una estructura partidaria con rumbo incierto, se debería relativizar la idea de debilidad del gobierno de Dilma Rousseff.
De hecho, el balance semestral que realiza el presidente de la Cámara de Diputados, Marco Maia –PT–, es positivo, y considera que ante las sucesivas tentativas de establecer un escollo en el gobierno, Dilma superó los cambios en los cuatro ministerios con la imagen de alguien que actúa rápidamente y no duda en tomar decisiones álgidas; en definitiva, gobernar una crisis que aún continúa con muchos desafíos.

Promedio: 5 (2 votos)
Seguinos en Twitter

Otras notas

  • La infalible sentencia hegeliana “la historia se repite dos veces”, ampliada por Marx con “una vez como tragedia y otra como farsa”, pareciese cumplirse con rigor en la política brasileña.

  • El parlamento esta provocando dolores de cabeza a Dilma Rousseff.

  • "Es hora de que una mujer sea presidenta de Brasil”, dijo la candidata del Partido de los Trabajadores (PT), Dilma Rousseff, quien continúa su cosecha de voluntades y, como la espuma, no deja de subir en las encuestas.

  • Si el carisma y la aceptación masiva de un dirigente político tuviesen carácter tran­sitivo, el mejor ejemplo lo estaría dando por estos días la candidata presidencial brasileña por el Partido de los Trabajadores (PT), Dilma Rousseff.

  • Las tensiones que vive el gobierno de Dilma Rousseff, abren un interrogante sobre los nuevos lineamientos que tomará la gestión. Desde la derrota parlamentaria por el Código Forestal a la salida de Antonio Palocci, la mandataria brasileña redefine sus relaciones con aliados y oposición. Estos nuevos acuerdos perfilan un juego político distinto, que van más allá de un estilo propio diferente a su antecesor. Este diálogo con la oposición abre críticas por parte de aliados, algo que la presidenta intenta contrarrestar con políticas desarrollistas.

  • El escenario político brasileño se mueve a favor de Dilma Rousseff. Mientras reafirma su relación con el PT, la oposición no logra articularse y se fragmenta. En ese marco, avanza con su política nacional e internacional dejando a Ignacio Lula Da Silva en un plano muy alejado del poder. De hecho, en el 8º Congreso Nacional de los Metalúrgicos de la CUT, el ex mandatario dio total apoyo a la presidenta, sostuvo que los medios intentan crear diferencias, “no existen divergencias, porque el día que discordemos, ella tendrá la razón” enfatizó Lula .

Facebook hazte Fan

Comentarios en Facebook

Ricardo Romero

Entradas populares

Blogs

Mi lista de blogs