domingo, 29 de mayo de 2011

Dilma jaqueada por el Parlamento

http://sur.elargentino.com/notas/dilma-jaqueada-por-el-parlamento

domingo, 22 de mayo de 2011

Integración productiva en el Mercosur

Integración productiva en el Mercosur

Un debate pendiente. Los chispazos comerciales entre Argentina y Brasil replantea los acuerdos regionales.
La trifulca que marcó la agenda comercial entre Argentina y Brasil, por las restricciones a importaciones de ambos países, pareciera encaminarse a partir de impulsar acuerdos rápidos (fast track) y la liberación del ingreso a los 1.000 autos, con la aceptación de compras de neumáticos y baterías. Este incidente muestra la fragilidad en la que se sustentan los intercambios basados en el mercado y sugiere una profunda revisión e impulso del proceso de integración centrado en la producción. Se necesitan políticas que no dependen de variaciones cambiarias o de precios y se pase a una articulación de las cadenas productivas de sus miembros.
El Mercosur implicó el re-establecimiento del vínculo regional resquebrajado luego de la Guerra del Paraguay, que relacionaba al Imperio de Brasil con las Provincias Unidas en la Cuenca del Plata. Reducido a intercambios básicos hasta 1945, la relación comenzó a profundizarse hasta establecerse el Pice (Programa Integración y Cooperación Económica) en 1985, como paso para formar el nuevo bloque regional centrado en la convergencia del Real y la Convertibilidad en los ’90. Este vínculo se mantuvo con la disparidad cambiaria del nuevo siglo, que si bien es favorable a la competitividad vía precios para Argentina, no se pudo revertir el déficit en el resultado de intercambio en bienes industriales, algo que se profundiza con cambios en las variables monetarias o de compraventa.
Si bien el Ministro de Industria Brasileño aclaró que no hay guerra comercial con Argentina, lo cierto es que industriales de ambos países salieron a defender sus intereses. El presidente de la Federación de Industrias del Estado de San Pablo, Paulo Skaf, acusó de Choradeira (puro llanto) las quejas de la Ministra de Industria Argentina, Débora Giorgi. En tanto que la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra) consideró, a través de un comunicado, que la implementación de la medida genera un grave perjuicio en el comercio bilateral entre ambos países. Lo cierto es que están en un tire y afloje de una relación comercial asimétrica, que significa el 42% de las exportaciones industriales argentinas, donde el sector automotriz destina el 82% de sus ventas externas a ese país, y las autopartes el 65%.
En este sentido, hay que pensar un Integra-Sur, que implicaría considerar los sectores productivos en base a una cadena íntegra y no en etapas de intercambio como el caso que provocó el conflicto. En definitiva, pasar de unidades separadas a una economía integrada. Fácil decirlo, difícil hacerlo, porque este hermano mayor hoy es un Brics, siendo la séptima economía del mundo. Lo que tiene que lograr Argentina, junto a Paraguay y Uruguay, es evitar que Brasil trate a sus hermanos como los Pigs del Mercosur. En este sentido, las compensaciones de asimetrías y las políticas de infraestructura y energía son pasos interesantes para reducir efectos pendientes del volátil vínculo comercial, un punto que podría plantearse en la próxima cumbre del Mercosur a realizarse en Asunción el 24 de junio.

Promedio: 5 (1 voto)
Seguinos en Twitter

domingo, 15 de mayo de 2011

Preuniversitarios UBA. A donde va el Pellegrini

Preuniversitarios UBA
A donde va el Pellegrini 


El conflicto del Pelle deviene de un modelo que reemplazó los concursos por un sistema espurio de acuerdos políticos.
La salida de los rectores de la era Shuberoff (Profesores Sanguinetti y Gak) dejó un vació institucional donde el 65% de los docentes estaban en situación de interinos


La Escuela Superior de Comercio "Carlos Pellegrini", preuniversitario de la Universidad de Buenos Aires, padece de una crisis institucional que pone en peligro su actividad de enseñanza educativa. Si bien el conflicto es reciente, su origen deviene de un modelo institucional que se alejó de la excelencia académica en la selección de sus docentes a través de concursos y, que por el contrario, estableció un esquema de "acuerdos" para asignar sus cátedras, se pasó del dedo del rector a los dedos de éste y el jefe de departamento, algo que subsiste al presente.
Es sistema "sui géneris" de interinatos, con la consecuente inestabilidad y dependencia laboral, subordinaba el cuerpo docente al rector y ahora a los jefes de departamento, algo que sin duda no garantiza el nivel académico de conjunto de profesores. La salida de los rectores de la era Shuberoff (Profesores Horacio Sanguinetti y Abraham Gak) dejó un vació institucional donde el 65% de los docentes estaban en situación de interinos, algo que fue subsanado en 2007 con una titularización basada en el compromiso de impulsar concursos y carrera docente, lamentablemente no se cumplió.
Además, se suma a esta precariedad institucional la ausencia de ámbitos deliberativos y resolutivos del período Sanguinetti-Gak, lo que impedía una discusión democrática, tanto en la elección de las conducciones de los Colegios como en la del proyecto educativo institucional a implementarse. Esto se evidenció con la elección a rector de 2007, donde surgieron dos rectorías, en el Nacional la Prof. Virginia González Gass y en el Pelle el Prof. Juan Carlos Viegas. Mientras la primera no pudo concluir su mandato, el Consejo Superior la destituyó, el segundo ni siquiera pudo comenzarlo. Una toma provocó su destitución y la designación de un rector “transitorio”, el Lic. Hector Pastorino, que cumplió todo el mandato de Viegas manteniendo el status quo de la gestión Gak, o sea designaciones sin concursos.
La destitución de González Gass abrió un debate sobre los procesos de elección, generando un mecanismo de votación que se aplicó en ambos colegios y que dio como resultado la designación del Prof. Gustavo Zorzoli en el Nacional y del Prof. Jorge Fornaresi en el Pelle, ambos propuestos en las ternas de los Consejos Resolutivos de Escuela y confirmados en el Consejo Superior de la Universidad de Buenos Aires. No bien asumidos, los problemas institucionales siguieron, en el Nacional la baja de 27 docentes, entre ellos delegados sindicales, provocó la primera crisis, que fue superada con la reincorpación de los mismos. En este caso, el diálogo con el rector por parte de las representaciones gremiales (AGD – Asociación Gremial Docente y UTE - Unión de Trabajadores de la Educación - CTERA) permitió resolver el tema, algo que no sucede en el Pellegrini.
En este colegio el conflicto comenzó cuando el flamante rector Fornaresi cubrió unas 200 hs cátedra del Departamento de Historia que quedaron vacante y que fueron objetadas por la AGD, por no haberse realizado con el acuerdo de los Jefes de Departamento, como se viene haciendo desde la era Gak. Tal como informa un comunicado de esa asociación, luego de analizar antecedentes de docentes, se aceptaron la designación de gran parte de los seleccionados por el rector, excepto de cuatro, por no cumplir con criterios que arbitrariamente la nueva jefatura fijó, que más allá de estar habilitados para impartir esas materias, tal como el mismo comunicado sostiene, fue el centro del planteo.
Cabe destacar, que el tanto el Rectorado de la UBA como el Ministerio de Educación de la Nación, entendieron que el camino para resolver el problema es la inmediata convocatoria a concursos, algo que implicaba reemplazar el sistema espurio de acuerdos políticos, por un principio transparente de selección y carrera docente. Sin embargo, por estas designaciones, que representan menos del 5% del reclamo original (8 horas), la AGD siguió con su reclamo.
Y al igual que en Sociales, este gremio que alentó junto a un sector de estudiantes una toma de 45 días, donde el reclamo principal ya estaba resuelto en el quinto, aquí sumó a los alumnos a su acción directa, por considerar ilegítimo que el vicerrector, Prof. Juárez Roca, ocupe interinamente el rectorado del Colegio. Así, acompaña la toma realizada por el alumnado del mismo, desarrollando una “autogestión” de las clases y profundizando la crisis institucional. Lo que denota que el punto central del reclamo no fue la decisión del rector, sino la legitimidad de quien decide. Así, utilizando a alumnos como escudos políticos, van por su verdadero objetivo, destituir a las autoridades actuales.
Esta situación provocó la convocatoria por parte del otro sindicato que actúa en el Colegio, UTE-CTERA a más de 200 docentes, de los 400 que forman el claustro, a realizar un reclamo para defender la institucionalidad del Colegio y exigir al Rectorado el encauce del conflicto. Concentrándose el lunes 16 de mayo en Viamonte y 25 de Mayo, en la sede de las autoridades de la UBA, para realizar una manifestación por la pronta resolución del problema y la vuelta al funcionamiento del Colegio.
Lamentablemente, la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini se encuentra ante el resultado de más de una década de abandono de política académica. Las autoridades y miembros de la comunidad educativa tienen la responsabilidad de buscar marcos de diálogo y acuerdo que garanticen formas institucionales de consenso. Este es un desafío difícil pero necesario, y algo en el que es de relevante importancia que el rectorado garantice la normativa vigente, reglamentos que los cuerpos colegiados de la universidad establecieron. No cumplirlos solo profundiza el deterioro académico del Colegio.  La Ciencia Política deja paso a la Política. 

De la década perdida a los proyectos en marcha. Iniciativa



De la década perdida a los proyectos en marcha

Por Ricardo Romero*
El continente latinoamericano sufrió un doble proceso de desestructuración. Por un lado, con las dictadura en los sesenta, que intentaron aniquilar movimientos emancipatorios, la región se encuadró en un proceso de débiles repúblicas democráticas. En tanto que el impacto de la deuda, que la condenó a una década de pérdidas, se profundizó durante los noventa en un esquema de desigualdad plena.
Por otro lado, los cambios estructurales provocaron, a su vez, la desarticulación de los esquemas partidarios, generalmente bipartidistas, que centraban sus gobiernos en el poder de las clases dominantes. Lo cierto es que, poco a poco, los tableros políticos iban cambiando, y los colores de las fichas se modificaban o desparramaban.
Se modificaron en países donde la base institucional sobrevivió, pero llegaron al gobierno expresiones que resistieron toda la embestida de los setenta a los noventa, estos son los casos de Uruguay y Chile, o incluso Brasil, donde el PT es emergente de un proceso de cambio. En tanto que se desparramaron en países donde el juego partidario derivó en la eclosión de las organizaciones políticas, citando el caso de Venezuela, Bolivia o Ecuador, e incluso Perú, que si bien tuvo gobiernos por derecha está próximo a consagrar un presidente cercano a Evo o Chávez.
En el caso argentino, se lo podría ubicar en el segundo pelotón, porque luego del 2001, el esquema bipolar PJ – UCR cambió hacia construcciones complejas, que si bien pueden estar en esas referencias ideológicas están lejos de ser lo mismo.
A su vez, la región encuentra todo un cambio en la orientación interna como externa. De un continente que seguía los designios del mercado mundial, monitoreados por el FMI y el Banco Mundial, se pasó a una lógica integracionista y latinoamericanista, donde prevalece el accionar del Estado, como base de soberanía regional.
Esta autonomía comenzó en noviembre de 2005, cuando se le dijo “al carajo” al ALCA y se manifestó en su plenitud en la reunión de 24 hs en Buenos Aires de mandatarios que venían a sostener al gobierno de Correa, en 2010, donde se reafirmó la convicción de un americanismo sostenido en la democracia y voluntad de los pueblos.
Y pareciera ser que los países latinoamericanos reafirman su futuro, salvo Chile, donde ganó el conservador Piñera, o Colombia, con el aliciente que ahora Santos juega un papel progresista al lado de Uribe, los gobiernos del continente mantienen y reafirman coaliciones populares, dejando como resultado proyectos en plena ejecución, así, América Latina camina…
* Politólogo. Política Latinoamericana UBA.

domingo, 8 de mayo de 2011

Brasil a la hora de la inclusión

http://sur.elargentino.com/notas/brasil-la-hora-de-la-inclusion

Facebook hazte Fan

Comentarios en Facebook

Ricardo Romero

Entradas populares

Blogs

Mi lista de blogs

Fotos que miran