domingo, 22 de agosto de 2010

Juvenilia en los claustros del CNBA. Por Ricardo Romero

Juvenilia en los claustros del CNBA

 

Ricardo Romero
Profesor Economía Política- CNBA
www.economiapoliticaweb.com.ar


En las últimas semanas, en el Colegio Nacional de Buenos Aires se puede presenciar en sus claustros un deambular de alumnos/as y profesores impartiendo clases autogestivamente, debido a la ausencia de las autoridades designadas por el rectorado luego de la remoción de su conducción. Algo que parecería irregular, no es más que expresión de la crisis del diseño de representación de la Universidad de Buenos Aires.

Este modelo surgido durante los años 80 ante la demanda de democratización, instaló un sistema de cogobierno que colocó en el claustro de profesores (concursados) casi el poder absoluto de la gestión de las unidades académicas. Luego de dos décadas, los cambios en el movimiento estudiantil y del claustro de graduados interpeló este esquema. De hecho durante 2006, la UBA estuvo más un semestre sin poder elegir su rector y varias unidades académicas aún tienen dificultades para votar sus autoridades, como recientemente en Arquitectura.

Como vemos, el CNBA no escapa a este proceso. La titularización de su cuerpo docente y la dinámica de su alumnado pudieron quebrar el sistema delegativo que significó la relación Shuberoff-Sanguinetti, y lograron colocar en el rectorado a una de sus representantes gremiales. Sin embargo, no alcanzaron consensuar una propuesta que pueda arribar al sistema de elección del cargo.

En este marco, si el rector Hallú quiere encontrar a su alter-ego en el CNBA, al no presentar ni hegemonía ni mayoría como el radicalismo en los ochenta, va a tener que generar un espacio donde todos los sectores estén representados para generar, dentro de sus facultades legales, una propuesta legitima y de consenso. Sólo esta mesa de transición podrá reencauzar al Colegio.  

Pero la tarea no se agota allí, es necesario generar una propuesta académica y pedagógica que recupere el rol histórico del CNBA. Estabilizar su cuerpo de profesores, fortalecer su formación académica, propiciar instancias de investigación y vinculación técnico-social, redefinir la carrera docente, mejorar las pautas pedagógicas, procedimientos participativos en la gestión; son algunos ejes sobre los que hay que trabajar.

Todo esto incluyendo al claustro estudiantil, no sólo por una reivindicación de Juvenilia, sino por la evidencia empírica que muestra su capacidad. Desde el examen de ingreso hasta los contenidos mismos de los programas que se imparten, se puede apreciar que las alumnas/os del CNBA pueden proponer, debatir, construir y decidir sobre temas de gestión académica y administración pública; solo una visión decimonónica puede verlos como menores, más si tenemos presente que el conductismo esta siendo reemplazado por una pedagogía constructivista, que los considera como sujetos de conocimiento. Después no le pidan que les googleen materiales…

En definitiva, para salir de este laberinto, resulta imprescindible evitar las puertas que conducen a pasillos cerrados. Es preciso buscar un escenario que nos haga salir por encima de los caminos facciosos. La propuesta debe defender el acervo académico, histórico y patrimonial del Colegio (recordemos que detrás hay un lobby inmobiliario que algunos atribuyen como detonante del conflicto). Además, para que el Colegio comience a tener su autonomía académica como las Facultades, necesariamente vamos a tener que mostrar capacidad política de generar un proyecto para el CNBA.

viernes, 20 de agosto de 2010

82% , despejar con la izquierda. Por Ricardo Romero


82% , despejar con la izquierda

Ricardo Romero
Centro de Cultura y

Debate Socialista
www.centrosocialista.com.ar

Con su estrategia de desgastar al gobierno, sectores conservadores logran articular una oposición bajo un principio abstracto que, sin duda, es justo pero intrincado, porque a la hora de definir su aplicación hacen mutis por el foro y le tiran la pelota al Ejecutivo, a sabiendas que ellos piensan, e hicieron, lo contrario.


De hecho, cabe destacar que oportunamente apoyaron y defendieron el sistema de capitalización y se opusieron a restablecer el de reparto, aludiendo justamente a la inconsistencia del mecanismo. De hecho, la caída de la relación entre activos y pasivos, que paso de 4 a 1,7, había sido el argumento para instalar el formato de rentabilidad
individual, que fracaso por las inversiones especulativas, además de generarle en ese momento un déficit operativo a la ANSES.


Ante esa situación, se volvió al esquema solidario, esta vez con un capital acumulado que permiten sostener políticas inclusivas, y que la oposición pretende licuar, desfinanciando estos planes sociales, que obvio dan sustento político y electoral al gobierno. De hecho, cuando se plantea que el 40% de los fondos del ANSES se destinan fuera del sistema jubilatorio, cabe aclarar que se financian protecciones sociales y que no se animan a atacar por lo que omiten el detalle, y que por el contrario, tampoco proponen impuestos progresivos para cubrir la propuesta del 82% móvil sin el desmantelamiento de los programas de protección social.



Nadie se atrevería a negar el carácter progresista del gobierno en materia de política previsional. Recordemos que apostó a universalizarlo y casi duplicando la cantidad de beneficiarios/as. Por lo que a este amague por izquierda, el gobierno debería sortearlo despejando con la misma pierna. Establecer en el Decreto Reglamentario pautas de financiamiento, alícuotas de aportes, relación con recaudación y gastos operativos, variaciones de edad jubilatoria, tasas de empleo formal, tiempo de aportes, entre otras variables; darías sustentabilidad en largo plazo a la propuesta y le devolvería a la oposición una pelota que solo saben jugar con la derecha.


jueves, 19 de agosto de 2010

Foro de Sao Paulo: la voz del socialismo latinoamericano. Ricardo Romero


Foro de Sao Paulo: la voz del socialismo latinoamericano

 

Ricardo Romero

Centro de Cultura y

Debate Socialista

www.centrosocialista.com.ar

 

            Un balance de los 20 años del Foro de Sao Paulo, que desarrolla su XVIIº edición en Buenos Aires, es la capacidad de congregar la diversidad de visiones y articulaciones del campo de la izquierda en América Latina. Este espacio surgido en pleno derrumbe del campo comunista, se propuso no resignarse al devenir neoliberal, de hecho, en 1995 además apostó a pensarse como alternativa, cuando por milésimas Lula y Tabaré estuvieron cerca de alcanzar la presidencia, y lo lograron, hoy reflexionan sobre sus alcances y cómo seguir profundizando los cambios.

            El Foro de Sao Paulo se destaca por ser un espacio propio del socialismo latinoamericano, con un rol relevante como la Internacional Socialista para Europa. Fue un lugar de encuentro para reflexionar no sólo sobre programas sino de políticas concretas para recuperar los derechos que el diluvio neoliberal había dejado. Políticas de ingreso universal, reorganización del espacio pública, redefinición del rol del Estado, propuestas participativas, economía solidaria, latinoamericanismo; fueron entre otras propuestas las iniciativas que redefinieron un proyecto popular.

            Además, la izquierda latinoamericana tuvo que aprender a afrontar el manejo del Estado capitalista afrontando crisis internas e incluso sobrellevando impactos globales. De hecho, la estrategia latinoamericana de desendeudamiento y acumulación de reservas, le permite hoy afrontar un panorama internacional donde sus primos políticos aplican políticas de ajuste en el viejo continente. Lo que permite aunar esfuerzos en el continente para articular modelos de desarrollo alternativos, por lo que los desafíos siguen.

            El socialismo latinoamericano tiene el desafío de repensar los mecanismos de gobierno a escala nacional, quizás profundizando los modelos de presupuesto participativo, a fin de fortalecer la democracia del continente. A su vez, debe incorporar en agenda temas profundos como los recursos naturales, desde la minería en la zona andina como el agua en el Amazonas y el Plata. Debe afrontar sus conflictos de manera de solucionarlos en base a la paz, como sucedió recientemente en UNASUR entre Colombia y Venezuela, indirectamente algunas ideas del Foro permitieron el acuerdo.

            Por esta razón, sin duda el Foro de Sao Paulo se ha convertido en la Voz del socialismo latinoamericano, que en sus 20 años de existencia no sólo reivindica las utopías y sueños de Alfredo Palacios, Carlos Prestes, Zelmar Michelini, Salvador Allende, Che Guevara, Shafid Handal, entre otros referentes, sino que avanza en la construcción concreta de una sociedad más justa e igualitaria. Un hecho para saludar.

 

 

Twitter

Me Gusta Poder y Sociedad

Comentarios en Facebook

Ricardo Romero

Blogs

Mi lista de blogs

Fotos que miran